Nuevas tendencias exigen perder temor al cambio

Nuevas tendencias exigen perder temor al cambio

Las empresas deben estar a la vanguardia de la tecnología para lograr ser más eficaces y competitivas.

En un ambiente de competición, productos y servicios, deben comunicar un mensaje de valor a sus consumidores potenciales, ser atractivos e inteligentes, destacarse sobre la competencia.

Han pasado casi 20 años del siglo XXI y los avances tecnológicos crecen a pasos agigantados, lo que ejerce una presión que les exige a las empresas tener que evolucionar a gran velocidad, por lo que es importante realizar seguimientos constantes a productos y servicios a través de análisis de mercado, encuestas, etc., hacer uso de todo lo que conlleve a comprobar el funcionamiento correcto de estos en el mercado y encaminar a la organización a repensar, a perder el temor al cambio sin dejar de lado la coherencia y la filosofía de la marca además de aumentar sus ventas.

La gran mayoría de fracasos en las empresas tienen que ver con la negativa de tocar su producto y/o servicio estrella, con el temor de dar ese paso hacia el cambio o hacia la innovación. Si bien es cierto que tanto empresas como productos y servicios deben crecer, variar y transformarse conforme a los cambios y a los nuevos deseos que tienen sus clientes para suplir necesidades, muchas veces lo que se produce o se hace pierde su valor por no hacer la tarea de rediseñar el modelo, el color, la manera de presentarlo y tantas variaciones que puede tener un producto o servicio sin perder la esencia y el objetivo para el que fueron inventados.

La innovación es un alto porcentaje de saber observar, muchas veces los productos que han sido diseñados para un fin específico no tienen mucho éxito. Si partimos de lo que es real y comprobado por cientos de empresas exitosas en el mundo, podríamos decir que los cambios producen grandes oportunidades para innovar, es allí donde los expertos entran a jugar su papel para redefinir el producto y lograr el éxito esperado, por lo que presidentes, directores ejecutivos y gerentes de empresas deberán apelar a la actualización de los mecanismos de venta de productos y servicios, incursionando en las nuevas propuestas tecnológicas que han demostrado ser muy efectivas.

Una buena metodología para innovar consiste en adquirir nuevos conocimientos a medida que se presentan nuevas tendencias en los nichos de mercado; parte de lo que proporciona la evolución es lo que lleva a obtener nuevos descubrimientos que puedan llevar a un mayor crecimiento de las empresas.

Importante tener en cuenta entonces que, para permanecer en la constante actividad de compra y venta de productos y servicios, los directores y encargados de la creatividad, deberán basar sus estrategias en las nuevas tendencias que mueven sus clientes, perder todo temor hacia la innovación en el marketing empresarial.

Sígueme en