Neuromarketing como estrategia para comprender al consumidor

Neuromarketing como estrategia para comprender al consumidor

El neuromarketing, es una técnica de marketing donde se aplican las estrategias y estudios de la neurociencia y de la mercadotecnia, lo que en la actualidad está permitiendo mejorar las técnicas y recursos publicitarios ayudando a comprender la relación entre la mente y la conducta del destinatario, algo que, hoy día está siendo considerado el desafío más importante para la mercadotecnia.

Según los estudios que se han adelantado de este tema de investigación científica, con el neuromarketing se pueden comprender la mente del consumidor, conocer sus deseos, que es lo que los motiva para hacer, a su parecer, la mejor toma de decisión a la hora de comprar o consumir un producto o servicio. Hemos analizado y encontrado que el Neuromarketing puede aplicarse como estrategia independientemente del tamaño de la organización con la que se esté trabajando, el producto que se quiera vender o el tipo de consumidor al cual se quieran dirigir dichos productos o servicios.

Con lo dicho anteriormente no quiere decir que el Neuromarketing irrumpa en la privacidad o que pueda leer los pensamientos de las personas, pero si de utilizar técnicas como el eye-tracking, el cual es el proceso de evaluar el punto donde se fija la mirada y el movimiento de la cabeza en relación con un sitio web, un catálogo o escaparate online, un banner, un email creativo o cualquier soporte digital que se quiera testear para que el anunciante pueda asegurarse de que envía su mensaje de manera efectiva. Actualmente también se está aplicando en lugares físicos.

Función del cerebro dentro del desarrollo de campañas exitosas

La atención del neuromarketing es el cerebro, pues de él proviene toda la información que se pretende encontrar dentro de un sujeto que demanda un tipo de producto y que queremos que sea lo más satisfactorio posible para quien decide consumirlo.

¿Cómo es que funciona esto?

Cuando el cerebro dice "SI" está relacionado con el sistema de recompensas, el placer y el apego. Cuando se activa esta zona ante los estímulos recibidos de un producto o servicio, esto nos dice que existe una predisposición a la compra.

Cuando el cerebro dice "NO" la insulina se activa ante experiencias relacionadas con el dolor y otras emociones negativas, como rabia, disgusto, sensación de injusticia. En un contexto de neuromarketing, un estímulo desencadenado por un producto o servicio que active la insulina indica que el cliente lo rechaza, esto es, que la decisión de compra no se producirá, el producto no satisface a nuestro cliente potencial.

Con todo esto se muestra una gran oportunidad para tener casos exitosos con clientes potenciales. Las empresas tienen la ocasión de dar al cliente el producto tal y como lo desea para que sea satisfactorio en muchos sentidos, mucho más adaptado a la demanda real del consumidor.

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

Síguenos en

Facebook de Alejandro Cobo Góngora Twitter de Alejandro Cobo Góngora LinkedIn de Alejandro Cobo Góngora Google Plus de Alejandro Cobo Góngora LinkedIn de Alejandro Cobo Góngora Pinterest de Alejandro Cobo Góngora