Arquitectura de información

Arquitectura de información: importante para un buen posicionamiento web

La arquitectura de información empieza a convertirse en una profesión fundamental que busca volver claro lo complejo, creando estructuras que lleven al usuario a encontrar su propia ruta al conocimiento.

Ahora resulta que no solo hay arquitectos de edificios. También hay arquitectos de información, una profesión de la que se empieza a hablar desde hace unos cuantos años.

¿Algo anda mal en su sitio web?

Un buen síntoma. Algo está pasando. Era inevitable: las empresas privadas y sobre todo las instituciones gubernamentales al fin se están enterando que los usuarios de sus sitios web no están satisfechos. No encuentran rápidamente la información que buscan, se desesperan y finalmente cierran la ventana de su navegador como castigo a una página web mal concebida.

Nuestro sitio está mal hecho... pero ¿por qué?

No entienden por qué, si el sitio costó toda una fortuna, si tiene lo último en tecnología, si está hecho en una cosa que llaman flash que no se sabe qué es, pero que hace ver cool el logotipo de la empresa dando vueltas... No entienden qué pasó, dónde estuvo la falla, si el diseñador que hizo la página es un gran artista, que presentó cinco propuestas de diseño de donde la Junta Directiva y sus familias escogieron la que más les gustó (en franco ejercicio de la democracia).

El sitio es bonito, se mueve, está hecho en flash y tiene música de fondo (aún las hay).

Qué sucedió, si hasta música de fondo tiene, si el diseño es de lo más creativo, tanto que no se parece a ningún otro sitio web. No entienden qué pasó, si hasta premios ha ganado. No, no entienden dónde estuvo el problema...

Si usted está viviendo esta lamentable situación en su sitio web, antes siquiera de pensar en un rediseño costoso, la pregunta más dolorosa y útil que se puede hacer es: ¿se llevó a cabo un proceso de arquitectura de información? Para ayudarle en su respuesta, a continuación le cuento en qué consiste.

¿Y cómo se hace la arquitectura de información?

Sin pretender realizar un recorrido exhaustivo por todas las técnicas y procesos de Arquitectura de Información, a continuación presento los más importantes pasos que espero le aclaren el concepto y le permitan entender que un sitio web no se empieza en el diseño gráfico.

Documento guía: sin él, imposible

¡No empiece su sitio web con el diseño gráfico!

El primer paso de un proceso de Arquitectura de Información (AI) es la creación de lo que yo llamaría el documento guía. En él se debe explicar con absoluta claridad cuál es el objetivo del sitio web, cuál es el perfil de sus usuarios, cuáles sus metas dentro del sitio, qué otros sitios web competencia o pares existen.

Este documento guía es el resultado del famoso brief que debe partir de los objetivos que busca la organización, pero en absoluta armonía con los que persiguen sus usuarios.

Análisis de contexto: deje de verse el ombligo

Un segundo paso es el análisis del contexto, llamado en ocasiones benchmarking. Como ya se ha definido cuál es la competencia (y en caso en donde no existe competencia, buscamos sitios pares o similares), ahora se trata de estudiarla, de entender cómo han afrontado el tema, qué soluciones han planteado, qué contenidos han tenido en cuenta, qué tecnología usan. Este debe ser un documento muy exhaustivo sobre el entorno, con estadísticas, análisis y conclusiones, fundamentales para las etapas siguientes.

Inventario de contenidos: lo que necesitan sus usuarios encontrar

Contenido de calidad: pregúntele a los usuarios.

Ahora, un importante paso es el inventario de contenidos. Si el sitio ya está funcionando, recoja todo ese contenido y súmelo con el contenido ideal, el que posiblemente les interesará a sus usuarios. Note que llamamos inventario, no precisamente porque a usted le toque "inventarse" los contenidos. Estos deben surgir de los dos estudios anteriores: del documento guía y del análisis del contexto.

Tagline: qué sitio es este y para qué me sirve, en una frase

Con la claridad ya documentada sobre sus usuarios, objetivos y posibles contenidos, es hora de crear la tagline, que es aquella frase corta que a manera de eslogan les dice a los usuarios en qué sitio están y para qué les va a servir. Un buen momento para retomar contacto con los usuarios y hacerles un par de preguntas sobre la claridad con la que perciben estas frases.

SEO y SEM: no le tire piedras a Google

Déjese encontrar, que eso no duele.

Como un sitio web no es un libro, ni un folleto, ni un brochure, sino un documento electrónico, al que se accederá en una muy buena parte a través de motores de búsqueda, se hace necesario hacer un estudio de posicionamiento orgánico, conocido comúnmente como SEO (Search Engine Optimizer). Qué palabras claves son las que usaré para posicionar el sitio en un nicho específico, cuántas búsquedas al día tienen y cuántos competidores por palabras clave tendré que superar. Son cifras que nos aclararán el panorama y le darán al periodista digital o al encargado de escribir los contenidos, muchas ideas de cómo escribir sus textos.

Card sorting: conozca el mapa mental de sus usuarios

Gracias a técnicas como la del card sorting o agrupamiento de tarjetas, aprendemos de los usuarios cuál es su mapa mental, cómo organizan la información y cómo nombran, etiquetan o rotulan ciertos contenidos. El resultado de este estudio se realiza sobre dendogramas y gráficos de escalamiento multidimensional, que sintetizan los resultados; además, muy útil resulta el análisis de la folcsonomía, es decir, las palabras claves usadas por los usuarios para rotular los grupos.

Blueprints y rotulación: los planos bien nombrados

Con toda la información hasta aquí recopilada, es hora de hacer los mapas de navegación y de interacción, conocidos como blueprints. Esto, sumado a un estudio de rotulación (las palabras más adecuadas para que el usuario entienda un hipervínculo), constituyen un importante aporte al diseñador de interfaz. Ah, y por si no lo había notado, hasta aquí no hay diseño gráfico, no hay color, ni movimiento, ni audio. Solo diseño de información. ¿Estamos?

Perfiles y escenarios: porque el centro de su diseño no es su diseñador

Diseño de interfaces... ¿captas?

Pero como toda esta información debe presentarse en una interfaz, muy útil resulta para el diseñador un documento con perfiles y escenarios, donde encuentre personas que bien podrían ser reales, con nombres, profesiones y hasta foto, en situaciones de uso del sitio web. ¡Fantástico! Aquí el diseñador se da cuenta que no es el centro de su propio diseño, que no gravita bajo su propio eje. Al fin se da cuenta que el diseño web se trata de diseño de interfaces que sirven para recuperar información. No se imagina cuánto ha ganado su futuro sitio con este descubrimiento.

Wireframes: el boceto más útil y económico

Y finalmente se realizan bocetos de baja resolución, conocidos como wireframes. Se trata de bosquejos, que bien podrían ser prototipos a mano, pero también realizados en computador, donde se muestre cómo se organizará la información, en la pantalla. Son de baja resolución porque no contienen ni color, ni tipografía, ni interacción. Es un simple dibujo plano, muy sencillo de hacer, económico y que le permitirá a la organización tener una idea de cómo se organizará la información en su sitio, y discutirla a tiempo, antes de un boceto definitivo o, peor aún, de una página web codificada.

Ahora la gran pregunta

Todo lo anterior (y más) es lo que normalmente hace un arquitecto de información. Ahora sí podrá responder la pregunta clave: ¿Su sitio web tuvo un proceso de arquitectura de información?

Si la respuesta es no, tampoco se martirice. Aunque suene a "mal de muchos, consuelo de tontos", la gran mayoría de sitios web no han pasado por procesos así. Han sido diseñados sobre la marcha que exige resultados inmediatos: "Necesitamos esa página güed para ya" es lo que dicen muchos empresarios...

Así que no será mala idea, para su próximo proyecto web o rediseño, que contemple la realización de todos los pasos anteriormente mencionados, de la misma forma como contrataría a un arquitecto de edificios, si lo que desea es una casa que no tenga el sanitario en el medio de la cocina.

Sígueme en